Café Mediterráneo: España en la coalición militar. El escenario en Siria, Irak y Magreb

Café Mediterráneo: España en la coalición militar. El escenario en Siria, Irak y Magreb

La moderación de la segunda mesa recayó en la profesora de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid Paloma González del Miño, y se centró en la participación española en la coalición internacional que lucha contra el DAESH.

El analista principal del Instituto Español de Estudios Estratégicos, Francisco Berenguer, explicó que el origen del problema fue cuando el DAESH cruzó la frontera entre Siria e Irak. “Uno de los peores errores fue que los militares de Irak abandonaron en sus manos material bélico en perfecto estado de uso. La cumbre de la OTAN poco después fue muy oportuna para refocalizar la amenaza con Estados Unidos y otros países que estaban distraídos por la situación en Ucrania. España trataba de alertar sobre la amenaza de mayor calado y duración en el flanco este y sur, y la ofensiva del DAESH nos dio la razón”. Respecto a la participación en la coalición internacional, explicó: “España hace una gran contribución en la formación de fuerzas militares y policiales. El militar español ha demostrado una gran empatía con las diferentes poblaciones locales en las que ha trabajado, y los resultados suelen ser bastante buenos”. Sobre la solución del problema, advirtió: “La campaña sólo aérea puede ser válida para hacer daño pero no causará la derrota del DAESH, es imprescindible enviar tropas terrestres”.

El punto de vista de la prensa llegó de la mano de Ángel Martínez, jefe de Internacional de El Confidencial, que opinó que “para vencer al DAESH hay que estabilizar Siria e Irak”, y criticó los errores estratégicos de occidente, de los que “Rusia ha tomado ventaja”. Por ejemplo, “Turquía siempre que puede ataca a los kurdos, y necesitamos a unos y a otros de nuestro lado”. Además, “Irán y las milicias chiíes son el principal aliado de Estados Unidos contra el DAESH en Irak, pero son sus enemigos en Siria”. Mientras, “el 80% de los ataques rusos se dirigen a objetivos ajenos al DAESH, y han cambiado el discurso europeo sobre la continuidad de Asad. Los hechos demuestran que la inacción de Estados Unidos y los desacuerdos entre Estados Unidos, Europa y Rusia han provocado una guerra civil dentro de la guerra civil. La estrategia de entrenamiento de ejércitos locales ha fracasado”. Entre los posibles escenarios para el fin de la guerra, comunicó que “la inmensa mayoría de la prensa piensa que hay que desplegar tropas terrestres”.

La intervención más provocadora de la jornada fue la de Ignacio Rupérez, embajador de España en Irak entre 2005 y 2008. “El origen del DAESH está en la invasión de Irak en 2003″, aseguró. En cuanto a la actual coalición para combatir a este grupo terrorista, aseguró que “se formó con desgana, Estados Unidos no quería repetir los errores de Irak y Afganistán”. Declaró que había llegado “el momento de hacer autocrítica e inventario de las acciones y omisiones. Pienso que con Sadam y con Gadaffi vivíamos mejor”. Y se explicó: “Occidente está reconstruyendo lo que ha contribuido a destruir”, y “por supuesto que Rusia e Irán tienen que personarse en el proceso, no hay más que ver los mapas”. Además, advirtió que “en Libia se está repitiendo el caos que se produjo en Siria “. Sobre la solución, aseguró que “el DAESH se podría destruir en dos días a nada que nos lo propusiéramos, pero no serviría porque el DAESH es más que un grupo terrorista, no es sólo ideología sino también identidad, un fenómeno espiritual y mental”.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top