Ideas y Debate

La emprendedoras españolas apuestan por Europa


El primer encuentro Europe Up, organizado por Ideas y Debate y celebrado en la sede de las instituciones europeas en Madrid, ha trazado un completo paisaje del emprendimiento y el empleo en España, subrayando el interés de mujeres y jóvenes por tomar el tren de la internacionalización con Europa como motor. 

Presentacion

En la presentación de la jornada, Juan Arístegui, director del gabinete del secretario de Estado para la UE, ha resaltado que el objetivo principal de apoyar a los emprendedores hoy en día es crear empleo y consolidar la recuperación económica. “Las pymes generan dos tercios del empleo total de la Unión Europea, y suponen el 60% del valor añadido”. Miguel Ángel Benedicto, presidente de la asociación Ideas y Debate, ha señalado la necesidad de que “se suavicen las cargar fiscales y sociales que sufren las pymes”.

En su conferencia sobre las oportunidades para empresas en la UE, Íñigo Urresti, de la Dirección General de Empresa e Industria en la Comisión Europea, ha desgranado todas las vías de comunicación de las instituciones europeas con los emprendedores. La fundamental, que las engloba a todas, es la red Enterprise Europe Network. Todas ellas cuentan con numerosos puntos de contacto, entre ellos algunas cámaras de comercio, que tratan de compensar el exceso de burocracia, difícil de evitar, con un contacto cercano que trata de ayudar a los emprendedores.

Urresti

Después de Café de América y Café de Europa, la asociación Ideas y Debate ha puesto en marcha una nueva iniciativa para promover el intercambio de opiniones y la difusión de oportunidades, esta vez en el ámbito de la empresa.

La primera mesa redonda, sobre startups, internacionalización y creación de empleo, ha sido moderada por el periodista y profesor de la universidad de Castilla-La Mancha Juan Luis Manfredi, quien ha recordado que “el emprendimiento no es una moda aunque sea una palabra que está de moda, el emprendimiento es una actitud”. Y ha resumido en tres puntos el nuevo entorno para el emprendimiento, ahora que “ya no hay empleos para toda la vida”: “El emprendedor necesita carácter y valores, tiene que arriesgar; hay que gestionar la incertidumbre, no se puede esperar al momento óptimo para emprender porque no llegará; y tenemos que enseñar de otra forma para dar un sustento académico a los emprendedores”.

Sofía Benjumea, directora general de Spain Startup, hizo historia de este encuentro internacional, que reúne a emprendedores e inversores desde 2012, a pesar de que “todo el mundo decía que por qué no lo retrasábamos un poquito. Pero no esperamos, y desde entonces ha crecido exponencialmente”. “Una startup es un negocio muy innovador con altísimo potencial de crecimiento. En un mundo que crece a velocidad de vértigo, surgen nuevas necesidades y las grandes corporaciones no pueden responder”. Este año, el Spain Startup-The South Summit se celebra del 8 al 10 de octubre y acudirán 35 fondos de capital riesgo internacionales para analizar las propuestas de negocio que se van a dar a conocer. “El 60% de la facturación de las startups es internacional”, ha concluido Benjumea.

Mesa1

La directora de nuevos proyectos del Icex, Mar Castro, ha explicado la evolución en los últimos años en su oficina: “Antes les decíamos a las empresas que antes de ir al extranjero, demostraran una cierta experiencia en España, pero eso ha cambiado radicalmente y los proyectos nacen globales desde el principio”. El objetivo del Icex es ayudar a que las empresas que quieren exportar lo hagan mejor, “organizamos viajes para que conozcan lugares donde pueden aprender mucho. Por eso montamos el Spain Tech Center de San Francisco, y ahora le vamos a abrir su hermano pequeño en Londres”, anunció. Sobre la financiación, Castro advirtió: “En España sigue habiendo, aprovechad porque creo que no durará muchos años”.

Para cerrar la mesa, una emprendedora, Teresa Gonzalo, contó su experiencia al frente de Ambiox Biotech, un laboratorio que investiga un método para evitar el contagio del sida en los encuentros sexuales. Licenciada en Biomedicina, Gonzalo estudió un máster en dirección de empresas para hacer realidad su sueño de crear puentes entre la ciencia y la empresa en España. “Estamos muy bien situados en ciencia en el mundo, pero no trasladamos las patentes a la industria y se acaban perdiendo porque está mal visto ser investigador y hacer negocio con los resultados de tu trabajo”, ha explicado. El otro gran problema de una empresa de sus características es la financiación: “Requiere cantidades enormes, con un alto riesgo y un gran desconocimiento por parte de los inversores”. Por eso, ha decidido trasladarse a Estados Unidos en busca de esa financiación que aquí no llega: “Llevar la ciencia al mercado nos va a traer beneficios a todos”, ha asegurado.

Cada día se invierten en el mundo en proyectos tecnológicos 28 millones de dólares, y sólo uno va a proyectos liderados por mujeres.

En la segunda mesa, sobre mujeres y jóvenes emprendedores, moderada por Núria Vilanova, fundadora hace 25 años de la agencia Inforpress, la primera intervención ha sido la de María Gómez del Pozuelo, directora general de Womenalia. “Lo que hemos averiguado desde que hace tres años lanzamos Womenalia es que no hay diferencias entre emprendimiento masculino y femenino, en lo que sí hay mucha diferencia está en los proyectos que emprendemos las mujeres, que solucionan problemas de las mujeres. Y se necesita mucho el emprendimiento femenino porque nosotras tenemos muchos problemas que los hombres aunque no se lo crean”. Según sus datos, cada día se invierten en el mundo en proyectos tecnológicos 28 millones de dólares, y sólo uno va para proyectos liderados por mujeres. Esto es porque el 98% de los inversores son hombres, no entienden el proyecto que les estamos explicando”.

mesa2

Juan Ramón Gómez, autor del libro “Emprendedoras” (editorial Tombooktu), que llegará esta misma semana a las librerías, ha matizado esas posibles diferencias entre mujeres y hombres a la hora de emprender: “He entrevistado a mujeres de todas las edades que han creado desde una empresa farmacéutica, una detective privada, una productora de cine… Las mujeres lo han tenido más difícil para emprender porque han tenido que superar más barreras. Y las que tenían mucho dinero o una familia que les apoyara, tenían eso ganado, no tenían que pedir financiación, pero para ser emprendedor lo que necesitas es una idea a la que tú tengas algo que aportar, con la que disfrutes, que sepas contagiar la ilusión por ella. Y sobre todo necesitas mucha valentía”.

La nueva secretaria general de Ceaje (Confederación Española de Jóvenes Empresarios), Renata López, ha explicado que “las mujeres tienen una tendencia natural a asociarse mucho más rápido que los hombres, nos movemos en un mundo mucho más participativo. Emprender está de moda pero no es fácil. Lo que estamos viendo ahora en Ceaje son consultas de muchísimas mujeres que vienen de familias con todos sus miembros en paro; ellas quieren iniciar una idea de empresa, intentar sacar a la familia adelante. Y esos proyectos que parten de la idea de una mujer se materializan de una forma mucho más rápida y más segura. La mujer valora más los riesgos del emprendimiento, y crea proyectos muy baratos para eludir las dificultades de acceso a la financiación; se trata de empezar donde pueden empezar”.